Archive for Novembro 2008

FARO DE VIGO reúne ós recentes premios nacionais de Ensaio e Literatura Xuvenil, Justo Beramendi e Agustín Fernández Paz, con Galiza como telón de fondo dunha charla sen fronteiras.

Novembro 9, 2008

Entrevista a:

Agustín Fernández Paz. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por “O único que queda é o amor”.

Justo Beramendi. Premio Nacional de Ensayo por “De Provincia a Nación. Historia do galeguismo político”.

El habitáculo es pequeño y, por lo tanto, las distancias son cortas. Les sugiero que empiecen por donde quieran, pero ellos delegan el asunto en el intermediario.
–FARO DE VIGO: Pues si les parece bien, podemos comenzar por un diagnóstico del estado de la lengua gallega, la que ustedes precisamente han elegido para escribir sus respectivas obras y en la que se expresan habitualmente: ¿Hay futuro o corre, cual temen algunos, serio peligro de desaparición?
–AGUSTÍN FERNÁNDEZ PAZ. Entre el optimismo de algunos y el pesimismo de otros, yo me sitúo en una zona intermedia. No cabe duda de que un idioma como el nuestro siempre se encuentra con dificultades. En unos tiempos esas dificultades fueron de un tipo y ahora lo son de otro. Pero, en general, sigo comprobando que el gallego se sigue utilizando y que, además, tiene porvenir porque, entre otras cosas, si no lo creyese así, difícilmente podría afrontar mi trabajo como escritor. Yo veo al gallego muy vivo aunque aparentemente no lo parezca. Incluso en las ciudades como Vigo, donde hace años se decía que apenas se usaba, que iba a menos, noto un incremento en su utilización y, es más, a nuestra lengua se la considera como lengua culta. Es decir, que la generalidad de la ciudadanía la conoce y la sabe hablar, si bien tal vez no la utilice como modo habitual de expresarse quizás debido la existencia cierta de un ecosistema social llamémosle hostil en el que se desenvuelve. Sin embargo, repito, la lengua gallega está ahí y está muy viva: si os fijáis en la gente que habla por teléfono móvil en la calle, y la mayoría son conversaciones privadas con amigos o familiares, os daréis cuenta de que en un grandísimo porcentaje lo hace en gallego. Esto yo lo palpo en Vigo, y supongo que en Santiago ocurrirá lo mismo, si no más…
–JUSTO BERAMENDI. Sí, las clases populares de Santiago siempre han sido gallego hablantes y lo siguen siendo, por eso la expresión en gallego seguramente todavía sea más visible aquí que en otras ciudades como Vigo y A Coruña . Aunque con A Coruña hay que tener mucho ojo, porque una cosa es el centro de A Coruña y otra los barrios, y en los barrios de A Coruña hay muchísima gente, me atrevería a afirmar que la mayoría, que habla gallego. Pero, en general, estoy de acuerdo con Agustín aunque con matices. Porque yo percibo que, por un lado, hay un retroceso en el uso cotidiano del gallego, sobre todo en los jóvenes, pero, por otro, se detecta un patente avance del bilingüismo. Quede claro que este bilingüismo al que me refiero no es el famoso “bilingüismo armónico”, sino el propio de estas nuevas generaciones que están escolarizadas ya en gallego y que usan el gallego y el castellano indistintamente; como, además, son dos lenguas muy próximas entre sí, esto favorece en mayor medida mi tesis de que lo que verdaderamente avanza en la sociedad gallega es el bilingüismo. Para mí, una lengua que, por primera vez en la Historia, está oficializada, que tiene, aunque minoritarios, unos medios de comunicación de expresión exclusiva en gallego, y que puede presumir de una producción editorial y una literatura como no las tuvo nunca, no me parece que sea una lengua que corra un peligro grave de desaparición.
–A.F. P. Es que a veces nos hacen percibir las cosas mediante estereotipos que no responden a la verdad. A nosotros nos hacen percibir el gallego como lengua minoritaria, sin embargo todas las estadísticas que se han hecho constatan que en Galicia aún somos mayoría los que tenemos el gallego como lengua habitual. Comparto con Justo su tesis de avance del bilingüismo, pero me gustaría insistir en romper el tópico de que en las ciudades decrece el uso del gallego. Yo pienso sinceramente que no es así. (more…)

Advertisements